Importancia del calentamiento en el deportista


El calentamiento y estiramiento de los músculos es fundamental al momento de realizar alguna actividad física o deportiva. Basta de una simple rutina que por muy simple que sea, nos puede ayudar a prevenir esguinces, desgarros y torceduras que nos pueden ocasionar lesiones graves como fracturas. De acuerdo con los expertos del Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Músculo-esqueléticas y de la Piel de Estados Unidos, no debemos realizar actividades para las cuales no se está bien preparado, ya que una de las lesiones más comunes es la del tobillo y aconsejan que para evitarla es recomendable realizar un estiramiento o calentamiento previo al ejercicio o practica de deporte. Otra recomendación es usar zapatos que se ajusten a los pies de la manera apropiada y que protejan tobillo y articulación de una manera innecesaria.

Para qué sirve el calentamiento

Se conoce como calentamiento al conjunto de ejercicios y movimientos que debemos realizar antes de cualquier deporte con el fin de ayudar a que el cuerpo se vaya preparando y adaptando a las distintas fases de dicha actividad. Su principal objetivo es prevenir lesiones y restablecer la movilidad de las articulaciones. Según algunos médicos del deporte, en el calentamiento se debe realizar:

·        Ejercicios de movilidad.

·        Actividades de elevación de pulso.

·        Suaves estiramientos sostenidos, para preparar los músculos, ligamentos y tejidos conectivos.

·        Movimientos relativos a la actividad.

El contenido del calentamiento va acorde con el deporte que se va a entrenar, el periodo en el que se encuentra el deportista, la finalidad de la sesión y otros factores, entre ellos el entorno.

Otro de los objetivos es conseguir la adaptación al medio ambiente, temperatura, suelo, cantidad de viento u oxígeno en el que se realiza la actividad.

El calentamiento se puede dividir en:

Calentamiento general: Está indicado para cualquier disciplina deportiva.

Calentamiento específico: Comprende la parte final de esta preparación, la cual consiste en una serie de actividades que están directamente relacionadas con la actividad posterior.

El calentamiento permitirá una mayor irrigación y capacidad de estiramiento de la musculatura, preparándolos para ejercicios de alto impacto.

Tipos de calentamiento

Calentamiento de entrenamiento: Esta se aprovecha para realizar las actividades correctas, y sirve para la preparación para la parte central de la sesión.

Calentamiento de competición: es la preparación física y psicológica ante una prueba de mayor nivel o exigencias.

La duración del calentamiento está relacionada con varios factores como: edad, sexo, condiciones climatológicas o meteorológicas, tiempo de duración de la actividad, nivel de preparación, objetivos de la misma, tipo de actividad, etc.

Por todo esto, un buen calentamiento antes de iniciar el ejercicio físico es fundamental y debemos incluirlo dentro de nuestra rutina deportiva obligatoriamente.