Crea y sigue tu propio plan

Para ser un atleta exitoso a cualquier nivel o en cualquier deporte se necesita tener un plan. Ya sea un plan muy detallado y estructurado o un plan que sirva como una guía. Este plan no determinará qué tipo de atleta serás, o a qué nivel quieres llegar, pero sí te guiará para lograrlo paso a paso. 

El hecho de tomarte el tiempo para generar un plan o un calendario, muestra mayor dedicación y disciplina que cualquier otro "guerrero de fin de semana". Trabaja en la disciplina de tener un plan de trabajo, un plan de entrenamiento y competencia: no podrás ignorar los hechos plasmados en él, como tus días intensos o tus días de recuperación. 

Podrás ver a gente que esté entrenando posiblemente para la misma meta que tú, sin embargo su plan no será igual que el tuyo, probablemente no esté estructurado de la misma manera. Gente que está dando su 100% en todos los entrenamientos y no está respetando sus descansos, después se preguntan ¿Por qué no progreso? Pues simple; porque no llevas una estructura, una planeación. 

La mayoría de las veces la motivación es un arma muy buena para poder generar buenas sesiones de entrenamiento, sin embargo también es bueno saberla manejar y canalizar. Como menciono anteriormente los días FUERTES deben de ser FUERTES y los días ligeros, SUUUUUAVES. Posiblemente en los días suaves estés muy motivado y quieras aplicar frases como " El dolor solo es debilidad dejando tu cuerpo ", pero entonces corres el riesgo de todas las sesiones hacerlas duras y que duelan. Pero precisamente este tipo de cosas, las motivaciones mal canalizadas hacen que este progreso no llegue. 

TODOS DEBEMOS TENER UN PLAN, APEGARNOS A ÉL Y EJECUTARLO LO MEJOR POSIBLE, RESPETAR NUESTROS PASOS Y LO MÁS IMPORTANTE SER SINCEROS CON NOSOTROS MISMOS.

SIGUE TU PROPIO PLAN 

Rodrigo Romero