Embarazo: mi mejor competencia


Embarazo: mi mejor competencia

Un bebé puede ser muy parecido a una competencia o un Ironman!

Después de un embarazo o un Ironman, la vida da un giro de 180º y no de 360º, ¡ya que tu vida no vuelve a ser igual!

Te preparas aproximadamente 9 meses tanto para llevar a cabo un buen entrenamiento planificado, como para tener a tu bebé.

En los entrenamientos el primer trimestre que es tu pre-temporada, por otro lado el primer trimestre del embarazo es  una etapa agotadora, todo el tiempo te da sueño; posteriormente el segundo trimestre de entrenamiento es de preparación específica donde más emocionada estás y quieres más, así mismo en el embarazo se presenta el desarrollo de tu bebé, ya tienes más energía y vives tu vida normal!; el tercer trimestre es la etapa competitiva donde al igual que en el embarazo el bebé embarnece y termina de desarrollarse.

 De noche prefieres preparar tu ropa para el día siguiente de entrenamiento y estar descansada para entrenar al 100%. ¡¡Es igual en el embarazo!!: prefieres quedarte con tu esposo/ familia disfrutando los movimientos de tu bebé dentro de ti y despertar temprano para un rico café y desayuno familiar.. (Lo que antes no tenías por ir a entrenar temprano).

Recomendaciones:

Mi recomendación es que sepan que cada segundo y momento de cada día de esos 9 meses hay que disfrutarlos ¡como nunca! VIVIRLOS ya que el camino hacia el objetivo es una parte esencial para lograrlo todo.

Tu vida no vuelve a ser igual, ¡¡se vuelve mejor aún!!! Tu vida y la de tu pareja dan un giro de 180º: ya que vas a querer competir o hacer otro Iron o vas a querer OTRO BEBÉ!!!!  :P jaja 

Mientras estás embarazada sigue viviendo tu #HealthyLifestyle: 

sigue haciendo ejercicio y alimentándote bien.. ¡¡¡Solo te trae beneficios!!! Asesórate bien para que el entrenamiento y alimentación sean personalizados y más eficientes.  Es recomendable usar ropa ajustada o de compresión deportiva (NO compresión médica, ya que es demasiado). La compresión tiene beneficios en esta etapa, aparte de hacerte sentir más segura: mejora tu circulación, evita los calambres y molestias de extremidades; te mantiene firme y evita las oscilaciones musculares; te ayuda a llegar a un balance térmico, es decir a no sudar tanto (ya sabrán que con esos cambios hormonales hasta te vuelves amiga de los bochornos). 

¡En toda la etapa del embarazo y post-embarazo es importante sentirte cómoda y bien contigo misma!

Gracias Enrique y nuestro pequeño campeón Luca, por ser parte de esta gran aventura y etapa de Mi, de ¡NUESTRA VIDA!

 En este video les comparto más razones por las cuales tener un bebé es muy parecido a una competencia:

En esos 9 meses: 

- Hay momentos que te da muchísima hambre y nada te llena

- Debes hidratarte muy muy bien

- Acabas fulminada y caes a la cama como un bulto

- Aunque estés fulminada hay días que no puedes dormir y tienes sueños raros e insomnio

- Subes escaleras y sientes tus piernas vacías y te arden 

- Si te da tiempo hacer una siesta al medio día … no quieres despertar, te gustaría quedarte hasta el próximo día en cama... pero al levantarte..¡nuevamente tienes energía!

- El sentir tu cuerpo cansado y trabajado lo disfrutamos, en cuanto al embarazo sentir los movimientos de tu bebé dentro de ti es algo impresionante

- Te dan calambres durante entrenamientos, en el  embarazo se presentan durante la noche y principalmente en tus pantorrillas.

Llegando la fecha esperada!

- Tanto de la competencia o fecha de parto aumenta el insomnio y todo el cuerpo duele 

- No puedes dormir por la emoción e incertidumbre de  pensar en cómo te va a ir en competencia o con tu bebé!

- Piensas que no estás lista y que necesitas un poco más de tiempo!

- tus pensamientos solo van alrededor de un tema: ¿cómo competirás  o cómo será el parto/cesárea y el después?

- Preparas tu maleta para la competencia, así mismo preparas tu maleta para tu día de parto tu maleta y la del bebé.

- Te da miedo haber olvidado algo en la maleta y repites 5 veces tu check-list.

 Durante la competencia!

- En la competencia hay momentos que tu mente te quiere traicionar y dices que es la última vez que lo harás, pasa EXACTAMENTE IGUAL con los dolores de parto.

- El momento de ver la meta... pasarla y levantar los brazos por haber logrado tu objetivo es ÚNICO, así como el momento de escuchar a tu bebé llorar saliendo de tu pancita y luego sentirlo a tu lado para conocerlo y que al escucharte deja de llorar.. NO HAY PALABRAS!

- La competencia / parto / cesárea la mayoría de veces no es como lo pensabas que iba a ser!

 Después del gran día!

- Caminas como pato por dolores en el cuerpo que no conocías.

- Muy pocas mujeres se salvan de la depresión post-competencia / post-parto 

- Ves fotos de la competencia o del bebé y no dejas de recordar todo lo que viviste para ese momento y estás más emocionada por lo que viene!